Un comentario el “Ese agujero negro

  1. Estimado Eduardo: Cierto también es, que el agujero no está solo en estas andanzas de hacerle cachañas a la bola… no.. no… está científicamente comprobado, que, para tan vil maniobra, se vale de adláteres y/o u cómplices, principalmente del homus llamado “hoyo-ubicatator” que siempre encuentra ( seguramente a pedido del mismo hoyo), donde puede ser más difícil ubicarlo, para la desgracia y deshonra del jugador, y de la cónyúge de este último la llamada, “sinosuidad del green”, la que, artera y engañosamente, con sus suaves lomas y curvas, es la encargada de complicarle aún más la trayectoria a la pobre pelota, como si no fuera suficiente esfuerzo llegar al green siquiera.

    Por eso es que los jugadores -incautos ellos- teniendo al frente no solo uno, sino que tres opositores (aparte de los propios, tales como lo malo que son, el pulso, la concentración, los nervios, la ira, el coraje y otras de la misma especie- tienen que obligadamente pasar por el Hoyo 9 1/2, para que, con la ayuda de algún brebaje adhoc, afinador de puntería y subidor de ánimos, tengan la audacia de intentar embocar de una.

    Pero ya lo decía mi buen amigo Jack Nicklaus, The Bear, ” GOLF….. IS UNBEARABLE..”, but you have to keep on trying.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s