Consejos para el putt

El putt es un golpe no requiere tanta coordinación como otros, pero es fundamental una máxima concentración al realizarlo, y tener una disposición optimista, es leer correctamente la caída del green para no incurrir en trayectorias erróneas.

Los pasos para ejecutar un putt son los siguientes:

DSCF5628• El ‘grip’ del putter es una de las cosas más personales que existen en golf. Hay quien lo coge con toda la palma de la mano, aunque en el ‘grip’ tradicional es aconsejable que el dedo índice de la mano izquierda esté colocado por encima de los otros dedos para mantener lo más posible la línea de putt e impedir el juego de muñecas, un error muy recurrente a la hora de ejecutar este golpe.

• Manteniendo los brazos relajados inclinar el tronco hacia delante hasta situar los ojos justo encima de la bola, de manera que la posición de ésta, ligerísimamente descentrada con respecto a los pies, coincida aproximadamente con el ojo izquierdo.

• No mover las cadera, exclusivamente basculan brazos y hombros de manera acompasada independientemente de la cintura, que permanece fija. Atención asimismo a los hombros, que no giran adelante/atrás. La cantidad de swing depende obviamente de la distancia a la que se encuentre el hoyo, pero siempre ha de ser acompasado, sin brusquedad alguna. El backswing debe ser igual al swing, evitando de esta forma desaceleraciones.

DSCF5649• Antes de ejecutar el golpe hay que mirar siempre a la bola, pero previamente es conveniente chequear con la mirada el objetivo, buscando una referencia detrás del hoyo para no quedarnos cortos. Tras el chequeo, la mirada debe volver a la bola.

• El swing, no es completamente recto, sino ligeramente en curva, hacia el interior de esa teórica línea, por la sencilla razón de que la bola se encuentra delante de nosotros, no sobre la vertical de nuestro cuerpo, por lo que es preciso realizar la subida del palo ligeramente hacia adentro para que la bola salga recta.

Para finalizar, hay que destacar que el putter también se puede utilizar fuera del green en aquellas ocasiones en las que nos encontramos en sus proximidades, sin obstáculos por delante y cuando el terreno del antegreen es favorable, debido a que siempre es más seguro que la bola ruede.

Putt corto

Mi putterLo normal es que sea más fácil embocar un putt corto que un putt largo. Sin embargo, para algunos jugadores hay una distancia alrededor del metro donde los putts se niegan a entrar, normalmente con un giro en el último momento. Parece como si algo los apartará justo cuando fueran a entrar.

La explicación es sencilla y tiene que ver con la velocidad a la que se mueve la bola. Es bastante intuitivo entender que cuanto más rápido se mueve la bola más difícil es que cambie de dirección. De hecho es lo que todos observamos en los putts largos, que al principio van muy rectos y a medida que la bola se ralentiza, tanto más se desvía.

El problema ocurre cuando coinciden dos circunstancias:

  • Que la bola sea golpeada suavemente, con la fuerza justa como para llegar al hoyo.
  • Que haya alguna fuerza que actúe sobre la bola como para desviarla de su trayectoria; principalmente una caída acusada o algún elemento que desvíe a la bola.

La fijación por conseguir que la bola no quede más lejos que donde se encuentra, hace que se golpee aplicando una fuerza muy pequeña. Para los putts de entre medio metro y un metro lo mejor es golpear la bola como si quisiera que se parará medio metro después del hoyo. Si falla le quedará igualmente un golpe fácil, y aumentará notablemente la probabilidad de embocar a la primera.

También es muy importante la postura del cuerpo frente a la bola, la alineación y un correcto grip. Es muy importante sentir que no presiona más de lo debido el palo y que sus muñecas se mueven lo menos posible durante el recorrido de su swing y a través del impacto. Así, de este modo podrá cuadrar la cara del palo al golpear la bola y tendrás un impacto centrado. Lo conseguirá siempre y cuando mantenga totalmente la cabeza quieta, hasta escuchar cómo entra la bola en el hoyo.

Golpe de putt

Un buen putt empieza estando a gusto sobre la bola. Sin duda, el golpeo es importante pero también lo es hacer una buena lectura del green, y ser preciso y seguro a la hora de colocarse.. Contar con un buen golpeo de putt le permitirá mejorar su juego de forma exponencial por lo que debe prestar a este tipo de golpe toda la atención que sin duda se merece.

El putt es el “arte” de golpear la bola a lo largo de la superficie del green con el objetivo de que ruede y termine metiéndose en el hoyo. Para realizar correctamente un golpe de putt, el golfista deberá tener en cuenta la necesidad de variar algunos aspectos técnicos de su juego..

EL GOLPE BÁSICO DE PUTT

El golpe de putt no requiere una gran fuerza física y además es un golpe totalmente individual, es decir, cada jugador tiene su propia forma de patear. No existe una forma preestablecida sino todo lo contrario: cada jugador puede y debe hacerlo conforme con su estilo. Sin embargo si se puede hablar de algunas pautas básicas que le pueden ayudar.

Se puede afirmar que para patear bien de forma consistente se necesita aplicar y ejecutar correctamente los fundamentos básicos y practicarlos regularmente. La clave es desarrollar la “sensación” del gesto técnico correcto y que a la hora de realizar el swing de putt llegue a reproducir el movimiento que conduce a esa sensación.

Se pueden resumir en tres puntos los pasos para patear bien:

  1. Encontrar el putter que más le guste,
  2. Ajustarse a los fundamentos técnicos básicos
  3. Practicar el movimiento repetidamente hasta conseguir automatizarlo.

Si da por sentado que ya disfruta de un putter que le gusta y que le hace sentirse cómodo delante de la bola, céntrese a continuación en la técnica básica para patear correctamente:

clip_image003El swing: el concepto de swing en el putt es mover las manos y en consecuencia la cabeza del palo hacia atrás y hacia delante a lo largo de la línea del objetivo. El golpe básico del putt supone la acción conjunta de brazos y hombros, con un ligero movimiento de brazos y hombros, y eliminando cualquier tendencia a mover la parte baja del cuerpo.

Para ello deberá mantener su cabeza quieta durante todo el desarrollo del golpe, mientras que las muñecas también deberán estar firmes, sin quebrarse en ningún momento. Asegúrese de acelerar durante la bajada, sin importar lo corto que sea el putt.

En la bajada la cabeza del palo regresará hacia la línea del objetivo acelerándose a través del impacto para contactar sólidamente con la bola y hacer que ruede hacia el hoyo. En el finish la cara del putter estará mirando hacia el hoyo. Deje que el putter se mueva en un arco suave tanto hacia atrás como hacia adelante. En la subida del putter no fuerce el movimiento para que vaya en línea y deje que se mueva un poco por dentro de la línea.

El grip: si bien dependerá siempre de las preferencias personales de cada jugador, debe considerar que resulta fundamental que las palmas de ambas manos se den la cara y ejerzan sobre el palo la misma presión. Así la parte posterior de la mano izquierda y la palma de la derecha deberían estar mirando hacia el objetivo en el momento del impacto.

Primero coloque la mano izquierda apoyando el palo sobre la mitad de la palma y la falange exterior del índice.

El pulgar se coloca sobre la parte plana de la empuñadura. Levante el índice de la mano izquierda y coloque la mano derecha a continuación. El palo debe apoyarse entre la palma y los dedos. Cuando cierre las manos los dedos pulgares estarán en la zona plana del grip y los índices a lo largo de la varilla. Es aconsejable coger el palo con una presión ligera. Si se coge el palo con demasiada fuerza se tensarán los músculos de los antebrazos y esto le hará agarrotarse. Si por el contrario lo coge muy flojo, tendra tendencia a mover mucho las muñecas, ejecutando golpes descontrolados.

clip_image006La posición de la bola: la bola deberá estar en línea con el pie izquierdo o justo por dentro.

El stance: El control de la cabeza del putter es un aspecto esencial. Para conseguir tener el control de la cabeza del putt es necesario que en el stance adopte una postura cómoda y equilibrada Para ello mantenga los pies separados a la altura de las caderas. Pies, codos y hombros deberán estar alineados en paralelo hacia la línea del objetivo; mientras los ojos del pateador deberán estar justo sobre la bola. Rodillas y codos ligeramente doblados.

Para asegurarse de que está perfectamente colocado, compruebe que sus ojos están directamente encima de la bola (de tal manera que podría dibujar una línea recta desde los ojos hasta la bola). Tenga en cuenta que:

• Si los ojos están muy hacia fuera: apuntará hacia la izquierda de la línea.

• Si los ojos están muy hacia dentro: apuntará hacia la derecha.

Tenga en cuenta que en el momento de golpear la bola la cara del palo deberá mantenerse encarada (a 90 grados) a la línea del objetivo hacia el hoyo. Para hacerlo correctamente el triángulo formado por los hombros y los brazos deberá pivotar en bloque desde un punto cercano a la base de la nuca; las manos no deberán tener un papel activo.

Putts – La velocidad de swing

Resultado de imagen para putts largosTodos los golfistas tienen más dificultad con la distancia que con la línea. Su golpe de putt debe de ser capaz de ajustarse a distintas distancias. Esto no es sólo sensación, sino que además requiere una adaptación de la mecánica del swing. La forma más fácil es combinar la amplitud del swing con la velocidad del golpe. En un putt corto limite la amplitud de la subida para que le permita una pequeña aceleración a través del impacto. En los putts más largos su subida será un poco más larga y añadirá mayor velocidad al golpe. Con la práctica podrá llegar a combinar la amplitud de su subida con la aceleración del golpe y así podrá controlar cuánto va a rodar la bola.

De esta forma se puede hablar de tres tipos principales de putts, según la velocidad del swing, que deberán considerarse en cada ocasión:

1. Suave: a utilizar cuando se encuentra ante un green resbaladizo o rápido. También puede utilizarse con putt cuesta abajo. Suele ser empleado principalmente por los jugadores que desarrollan un juego más tradicional. El mayor inconveniente que puede tener es que la bola no tenga la velocidad suficiente y no llegue a alcanzar el hoyo.

2. Media: utilizada con putts en superficie plana y recta. Es el putt de los profesionales, ya que se precisa utilizar la velocidad exacta. En amateurs en recomendable no hacerlo de no ser que se encontre totalmente seguro de sus posibilidades.

3. Rápida: recomendable en los casos en los que el putt sea corto y con una mínima caída en el green, también cuando la superficie sea lenta o cuando los greens estén mojados o la hierba crece en dirección contraria al golpe. En este putt se precisa impulsar la bola con fuerza, lo cual supone una serie de riesgos importantes: que la bola se salga fuera,pasarnos el hoyo…

Putts largos y cortos

Resultado de imagen para putts largosLo primero que debe tener claro es que no debe golpear la bola mientras no esté plenamente seguro de encontrarse en las mejores condiciones para hacerlo. Es posible ver en numerosas ocasiones el derroche de tiempo que dedican los profesionales a analizar el green antes de cada golpe; se pasean, miran el hoyo desde delante y desde detrás, analizan la hierba… todo esto tiene un porqué y se basa en la necesidad de estar plenamente convencido del golpe antes de decidirse a darlo.

Cuando ande sobre el green en un putt largo (especialmente en los que tengan bastante caída) dibuje mentalmente la trayectoria de la bola hasta el hoyo ( también la puede imaginar en el sentido contrario).

Una vez que tenga clara la línea que quiere que describa la bola, tiene que controlar lo largo que debe ser el golpe que tiene que hacer. Haga unos golpes de práctica concentrándose en el ritmo. De esa forma, aunque falle, la visualización de la línea hará que la bola se quede lo suficientemente cerca del hoyo como para que emboque el siguiente putt.

En caso de tratarse de una distancia superior a diez metros, lo aconsejable es que se mantenga erguido, con las muñecas rectas; no se incline hacia la bola porque eso aumenta la posibilidad de que se quede corto con el putt. La clave técnica en los putts largos es dejar que sea el pecho el que haga el movimiento. Recuerde que aquí la velocidad es el factor más importante.

Desde metro y medio al hoyo, su principal objetivo debería ser pegarle a la bola con el centro de la cara del putter. Pero antes de mover el palo hacia atrás ¿está seguro de que está apuntando correctamente? Si su cabeza no está en el lugar correcto cuando está sobre la bola, la trayectoria que cree que la bola tiene que hacer podría tener un error de entre 2 y 5 centímetros (es un efecto óptico) Aquí tiene una manera muy sencilla de comprobarlo: Póngase sobre la bola y luego coloque otra en su ojo izquierdo. Deje caer esa bola.

Si golpea en la parte interior de la bola que está en el suelo, sus ojos están sobre la línea de putt. Si no, ajuste la posición de su cabeza y pruebe de nuevo.

Un truco más para ayudarle a embocar los putts cortos: Cuando esté preparado para patear, concéntrese en una pequeña parte de la bola durante un par de segundos, y luego golpee. Al relajar la actividad de sus ojos, evitará buscar la bola demasiado pronto y, por tanto, salirse de la línea de putt.

Putts en pendiente

clip_image002En putts largos cuesta arriba: es preferible quedarse un poco corto que no pasarse, puesto que eso supondría dificultar su retorno cuesta abajo con un nuevo golpe. Tenga en cuenta que los putts cuesta abajo son más complicados ya que requieren un juego más suave y mucho más preciso.

– En un green desnivelado: apunte hacia el lado más alto del agujero.

– En putts cuesta abajo: para evitar pasarse, golpee la bola con la punta del put, no como hace habitualmente con el centro. De esta forma la fuerza del golpe quedará aminorada

– Cuando existan dos desniveles en el green: debe prestar atención al más próximo al hoyo, la bola irá con menos velocidad y cualquier impedimento tendrá más efecto.

– Un putt directo que deja la bola muerta a tres metros del hoyo no será de ayuda para el golpe siguiente, sin embargo si logra alcanzar el hoyo aunque sea de forma desviada, se facilitará enormemente el siguiente golpe.

– Analice el terreno en el que se encuentra el green:

– En greens de terreno muy rápido, utilice un hierro medio que le permita aligerar el peso.

– Si se encuentra en un green de terreno blando, lento (sobre todo después de la lluvia), opte por un hierro pesado.

Putts Errores habituales

Revise la lista y, sea sincero consigo mismo para intentar localizar dónde puede estar fallando.

clip_image002Mala colocación en el address: muy comúnmente un mal golpe de putt tiene su origen en el address. Muchos jugadores tienen la tendencia de agacharse en exceso, adoptando una postura muy encorvada que terminará por provocar golpes inconsistentes.

Stance estrecho: para los golpes de putt siempre resulta recomendable tener un stance más bien ancho, lo que le dará más consistencia y seguridad a la hora de golpear. Además, ensanchando el stance se consigue frenar el movimiento del cuerpo que, en muchos casos, resulta realmente excesivo.

Mala postura de los brazos: un error que está directamente enlazado con el anterior, al colocar el cuerpo tan agachado, los brazos se separan ligeramente del cuerpo y esto evita que puedan trabajar juntos.

Levantar la cabeza: intente mantener la cabeza abajo, levantar la vista inmediatamente después de realizar el golpe no es nunca una buena idea. Si se fija, la gran mayoría de los profesionales esperan a levantar la cabeza hasta escuchar el sonido de la bola cayendo en el hoyo.

Ángulo de la varilla incorrecto: también provocado por lo anterior, la varilla formará un ángulo de 90º en el address y en el impacto.

Subida por fuera: los hombros están abiertos y el palo sube por fuera, provocando que la bola salga con efecto de pull.

Bola demasiado retrasada: la bola debe estar algo adelantada en el address, justo por dentro del talón izquierdo.

Muñecas quebradas: el quiebro de la muñeca izquierda en el impacto provoca que la punta del palo esté adelantada con respecto al talón. Las muñecas deben mantenerse firmes (que no agarrotadas) a lo largo de todo el golpe.

– Grip fuerte: un error muy común es el de agarrar el putter con demasiada fuerza, ejerciendo una presión excesiva. Esto provoca una tensión excesiva en los antebrazos e impide que los hombros se muevan libremente. El putter debe agarrarse con suavidad.

Para agarrar correctamente este palo, empieze por la mano izquierda, que cogerá el putter de forma diagonal de tal manera que apunte hacia el antebrazo izquierdo. Después añada la mano derecha, asegurándonse de que las palmas se enfrentan para reducir la rotación de la cara del palo.

El golpe en el putt

imagesEl movimiento se ejecuta sólo con los hombros (que se moverán como un péndulo)  evitando “muñequear”. La bola se debe golpear con la parte dulce del putt en ángulo ascendente, justo en el centro.
En ningún momento debe frenar el movimiento tras el impacto con la bola. Acompañar con los brazos a lo largo del recorrido.
Como todo en el golf, para que su juego sea efectivo la clave consiste en repetir una y otra vez el mismo movimiento siguiendo una serie de reglas que aseguran la correcta ejecución. Pero el putt suele contener un elemento añadido que puede complicar las cosas un poco más, sobre todo si está en un torneo: la presión. En éstos momentos delicados, los golpes aparentemente fáciles pueden convertirse en una pesadilla y hacerle perder el hoyo, pero teniendo una mecánica bien entrenada el grado de afectación será menor.

La alineación de la cara del putter

DSCF2283_thumb.jpgEl primer paso para la construcción del golpe es la colocación de la cara del palo. Casi ningún jugador profesional se cuadra a la bola igual, simplemente lo hacen de la manera que más garantías le proporciona para cuadrar la cara en el impacto.

Para cuadrar su cuerpo correctamente a la alineación del swing, debe construir su colocación a partir de la cara del palo, de forma que el mero hecho de colocar la cara del palo en el suelo es de vital importancia. Buscar una referencia en el suelo garantiza una colocación del cuerpo lo más perpendicular posible a la cara del palo y lo más paralelo a la línea. Para ello, su ojo dominante debe estar siempre sobre la línea del objetivo al colocar la cara del palo en el suelo, y ligeramente por detrás de la bola.

Así las cosas, lo realmente importante para aprender a realizar un movimiento del palo con respecto a su alineación, es que el punto de partida fundamental  será la correcta alineación de la cara del putter con respecto al objetivo escogido.

Errores habituales en el putt

DSCF2283

– Mala colocación en el address: muy comúnmente un mal golpe de putt tiene su origen en el address. Muchos jugadores tienen la tendencia de agacharse en exceso, adoptando una postura muy encorvada que terminará por provocar golpes inconsistentes.

– Stance estrecho: para los golpes de putt siempre resulta recomendable tener un stance más bien ancho, lo que nos dará más consistencia y seguridad a la hora de golpear. Además, ensanchando el stance se consigue frenar el movimiento del cuerpo que, en muchos casos, resulta realmente excesivo.

– Mala postura de los brazos: un error que está directamente enlazado con el anterior, al colocar el cuerpo tan agachado, los brazos se separan ligeramente del cuerpo y esto evita que puedan trabajar juntos.

– Levantar la cabeza: intente mantener la cabeza abajo, levantar la vista inmediatamente después de realizar el golpe no es nunca una buena idea. Si se fija, la gran mayoría de los profesionales esperan a levantar la cabeza hasta escuchar el sonido de la bola cayendo en el hoyo.

-Ángulo de la varilla incorrecto: también provocado por lo anterior, la varilla formará un ángulo de 90º en el address y en el impacto.

– Subida por fuera: los hombros están abiertos y el palo sube por fuera, provocando que la bola salga con efecto de pull.

– Bola demasiado retrasada:la bola debe estar algo adelantada en el address, justo por dentro del talón izquierdo.

– Muñecas quebradas: el quiebre de la muñeca izquierda en el impacto provoca que la punta del palo esté adelantada con respecto al talón. Las muñecas deben mantenerse firmes (que no agarrotadas) a lo largo de todo el golpe.

– Grip fuerte: un error muy común es el de agarrar el putter con demasiada fuerza, ejerciendo una presión excesiva. Esto provoca una tensión excesiva en los antebrazos e impide que los hombros se muevan libremente. El putter debe agarrarse con suavidad. Para agarrar correctamente este palo, empiece por la mano izquierda, que cogerá el putter de forma diagonal de tal manera que apunte hacia el antebrazo izquierdo. Después añada la mano derecha, asegurándoce de que las palmas se enfrentan para reducir la rotación de la cara del palo.